Elite de Netflix la serie

No es una mentira si te menciono que el nuevo monopolio de las series son los servicios de streaming. Netflix ha sido clave en la masificación de contenidos de todo tipo, pero se hizo más famoso gracias a las series y películas que ha producido en exclusiva. Una historia curiosa es Elite de Netflix, un drama adolescente cautivó a los espectadores hispanohablantes.

Primeros puntos del análisis de Élite de Netflix
Se trata de la segunda producción española de Netflix en ser lanzada mundialmente, sólo detrás de la serie con argumento histórico llamada ‘’Las chicas del cable’’. Elite de Netflix ya cuenta con su segunda temporada estrenada y se puede ver en total 4K, por lo que habla de la gran calidad de este contenido. Esta ficción fue escrita por Darío Madrona y Carlos Montero, que son conocidos por la producción de contenidos europeos como Ramón Salazar y Dani de la orden. Es decir, ambas manos tienen experiencia en este tipo de series de TV, pero nunca en una superproducción de este calibre.

El resultado: errores de novato, pero Élite se siente bien. Es un drama adolescente que poco a poco se va convirtiendo en un thriller, lleno de giros argumentales y una trama bien escrita. Nos colocamos en un exclusivo colegio llamado Las Encinas, donde, como el nombre de la serie lo indica, la élite de la sociedad manda a sus jóvenes para poder acceder a cargos importantes de responsabilidad. Todo iba bien. Los jóvenes millonarios tenían sus problemas y excesos de jóvenes millonarios. Pero la trama da el primer giro cuando un colegio de la clase obrera se derrumba y, con el fin de no afectar a las constructoras socias de Las Encinas, aceptan a 3 de sus estudiantes con becas completas. El intento de salvar a la empresa es un choque claro entre todos los estudiantes.

Estos nuevos alumnos provocan algo bastante obvio en el guión: el choque entre la clase alta y la clase baja. Hasta aquí parece el típico melodrama de las clases y el dinero, que pudiera terminar en una relación amorosa entre dos miembros o en los chistes racistas de siempre. Pero la trama vuelve a girar cuando ocurre un asesinato que se tiene que investigar. ¿Quién provocó este asesinato? ¿Cuál fue el motivo de la muerte? Son preguntas clásicas dentro de un libro thriller de cualquier aparador, pero son hilos conductores que convierten la serie en algo interesante para todo tipo de público, y no sólo el adolescente.

El gran pro y el gran contra de esta producción Elite de Netflix no es perfecta.
¿Qué quiere decir esto? Que podemos decir que casi siempre se mantiene en la medianía. Pero al no estar al nivel de otras producciones no la hace ser mala. De hecho, es de esas producciones que empiezas en una noche y terminar en la madrugada de un sábado bastante aburrido. El gran acierto es que es una serie pulcra en cuanto a su realización. Se nota el dinero invertido por parte en Netflix para acceder a una fotografía de mucha calidad. De hecho, la producción es simplemente espectacular, a la altura de grandes producciones de la casa de streaming. Sin duda notarás el deleite. Pero el gran error en este caso es en los elementos que la apoyan para seguir con la trama. La verdad es que se llevó demasiado lejos el título de ‘’drama adolescente’’. El morbo se convierte en algo muy común, habiendo escenas sexuales bastante excesivas a nuestro parecer. Quizá si se hubieran enfocado un poco más en la comunicación verbal y completarlo con la comunicación corporal fuera un producto de primer nivel.

¿Qué podemos decir de la trama?
Nosotros podemos decir que la trama tiene forma de serpiente. El zig-zag de su historia resulta divertido y es lo que hace que te quedes pegado por horas y horas aquí. Giros en el guión, traiciones y reconciliaciones, planes secundarios de todos los protagonistas y hasta personajes que cambian de carácter están a la orden del día. Eso sí, Elite de Netflix no logra desarrollar bien a muchos de los personajes secundarios que pueden darle algo más interesante a la trama. Incluso algunos de los principales se encasillan en su papel de ‘’niño rico’’ y no tienen más profundidad que el de ‘’dominación por posición económica’’. Parece ser que los escritores se inspiraron mucho en el libro ‘’Daños y perjuicios’’, donde un asesinato es sólo el inicio de la trama. Esta muerte desentraña poco a poco la serie mediante eventos lineales, donde la policía interroga a los sospechosos y todos los hechos lo vemos en forma de flash backs.

¿Y EL REPARTO?
Uno de los grandes éxitos de Elite de Netflix es su reparto, con mucho talento juvenil y otros tantos con enorme experiencia ya en series de gran producción. Hay que darle su propia mención a las estrellas de ‘’La Casa de Papel’’, Jaime Lorente, María Pedraza y Miguel Herrán, que llegan con roles distintos pero que irradian su talento de nueva cuenta. Además, también regresa Itzab Escamilla, quien sale en las chicas del cable.

Hay que darle un aplauso a un par de chicas que le dieron espíritu a la serie: Ester Expósito que promete convertirse en una de las actrices femeninas del futuro y a Danna Paola, que quiere conquistar Europa después de hacerlo con México. El elenco lo completa Miguel Bernardeau, Aarón Pipel, Mina El Hammani, Alvaro Rico y el debutante Omar Ayuso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba